Ivermectina: ¿es realmente efectiva contra el COVID-19?

25 de febrero de 202 | 03:45:52 - Engañoso

Compártelo por:


La OMS no avala el uso de la ivermectina como tratamiento preventivo contra el Covid-19

Circula en la red de WhatsApp una captura de pantalla con las supuestas conclusiones del estudio del Dr. Andrew Hill, consultor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto al uso de la ivermectina como tratamiento preventivo contra el Covid-19. Bolivia Aclara que se trata de una publicación engañosa, el ente mundial no reconoce la efectividad del medicamento contra esta enfermedad ya que no se han concluido los estudios científicos que avalen su uso. Según el post que se comparte, Hill habría concluido su metanálisis en 18 estudios controlados aleatorios a nivel internacional, donde se habría observado a 2.282 pacientes, supuestamente lográndose evidenciar una reducción del 75% de la mortalidad en los pacientes; menores tasas de hospitalización; menor duración de la hospitalización; mayores tasas de recuperación clínica y tiempo de eliminación viral más rápida, razón por la cual “la OMS tuvo que cambiar las recomendaciones negativas que hizo sobre la ivermectina”. Bolivia Aclara revisó el sitio web de la OMS para constatar si emitió algún comunicado oficial al respecto y encontramos que a través de las redes sociales desmintió que hayan cambiado sus recomendaciones sobre el uso de la Ivermectina para el tratamiento del Covid -19; además señala que el estudio del metanálisis realizado por Hill continúa en curso. “La OMS no ha cambiado sus recomendaciones sobre la #ivermectina. El estudio de metanálisis aún está en curso. Para más información sobre #COVID19 visite las páginas oficiales de la OPS y OMS”, destaca el organismo. También revisamos la página de Research Square en donde se encuentra publicado el metanálisis de Hills, donde explica que los resultados del estudio es una preimpresión; es decir una versión preliminar de un manuscrito que no ha sido revisado por pares en una revista. “La publicación de una preimpresión en este servidor no debe interpretarse como un respaldo de su validez o idoneidad para la difusión como información establecida o para guiar la práctica clínica”, señala el sitio web. ¿Qué es la Ivermectina? La ivermectina, explica el portal especializado en medicina MedLine Plus, "está indicada para el tratamiento de la estrongiloidiasis (nemátodo; infección causada por un tipo de parásito que entra al organismo penetrando la piel, llega a las vías respiratorias y se aloja en el intestino)". Cuando es usada para tratar estrongiloidiasis, la ivermectina "actúa destruyendo los parásitos presentes en el intestino", dice el sitio. Asimismo, se utiliza "para controlar la oncocercosis (ceguera de los ríos; infección con un tipo de parásito que provoca sarpullido, protuberancias debajo de la piel y problemas de la vista, como pérdida de visión o ceguera). En este caso, el medicamento se usa para destruir los parásitos en desarrollo. ¿Qué dice la OMS sobre el uso de la Ivermectina? La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) desaconsejan el uso de la Ivermectina para el tratamiento de COVID-19 y advierten de los efectos secundarios; ya que se necesitan más pruebas para determinar si la ivermectina puede ser adecuada para prevenir o tratar el COVID-19. El Organismo de Reglamentación de Medicamentos y Productos Sanitarios de Sudáfrica (SAHPRA) también desaconsejó su uso a finales de diciembre de 2020, diciendo que aún no había datos confirmatorios sobre la ivermectina para su uso en el tratamiento de las infecciones por COVID-19. En cuanto a la seguridad y la eficacia, no hay pruebas que apoyen el uso de la ivermectina y no se dispone aún de ensayos clínicos que justifiquen su uso. La ivermectina figura en la lista de medicamentos esenciales de la OMS porque es eficaz contra una amplia gama de parásitos. Solo por eso, por el momento. ¿Por qué comenzó a usarse la ivermectina para tratar el COVID-19? A principios de abril, un grupo de investigadores publicó en Antiviral Research que la Ivermectina tenía la capacidad de inhibir la replicación del SARS-CoV-2 in vitro. Utilizaron concentraciones que no se alcanzan fácilmente en el cuerpo humano, pero dado su potencial, se abrieron las puertas a los ensayos clínicos por el perfil de seguridad de los medicamentos y la falta de un tratamiento efectivo para COVID-19. En este estudio in vitro, publicado el 8 de abril de 2020 en el sitio Science Direct, sus autores concluyeron que la Ivermectina puede inhibir la replicación del nuevo coronavirus in vitro en 48 horas. La prueba se realizó dentro de implementos de laboratorio, no en un organismo vivo. Luego, el estudio clínico se aplicó sobre 280 pacientes con COVID-19 y fue publicado en junio de 2020. La conclusión fue que este antiparasitario redujo la mortalidad de los contagiados, pero que “estos hallazgos deben evaluarse más a fondo con ensayos controlados aleatorios”. La misma publicación señala que aún no ha sido sometida a revisión de pares y que no se puede utilizar como guía clínica. En Bolivia, durante el pico más alto del Covid-19 en la primera ola del 2020, concretamente en la ciudad de Trinidad, Beni se repartió un kit de medicamentos entre ellos la ivermectina para prevenir posible infestación de la enfermedad, generando elevados casos de intoxicados por consumir fármacos automedicados o por recibir tratamientos que supuestamente eran efectivos contra el Covid-19. Luego el municipio de Santa Cruz de la Sierra, adquirió un importante lote del medicamento para distribuir preventivamente en la ciudad oriental, cuyos resultados de su efectividad o reacciones adversas oficialmente se desconocen. Sin embargo, el 12 de mayo de 2020, el ministro de Salud, Marcelo Navajas, informó que la ivermectina fue incluida, mediante Resolución No. 259, en la ‘Lista Nacional de Medicamentos Esenciales 2018-2020’, y que podrá ser utilizada para el tratamiento de pacientes con coronavirus (COVID-19), bajo protocolo médico y consentimiento informado, aunque la autoridad aclaró que a la fecha no existe evidencia científica de un tratamiento farmacológico para COVID-19. FUENTE: WHATSAPP, FACEBOOK, OMS, RESEARCH SQUARE, MEDLINE PLUS, MINISTERIO DE SALUD